Bienestar para empresas

Clima organizacional: guía para entenderlo y mejorarlo

23 may 2024
Fecha de la última actualización 10 jun 2024

Cultivar un ambiente sano debería ser prioridad para cualquier empresa. Sobre todo, si consideramos que para el 83% de los empleados a nivel global el bienestar laboral es igual de importante que el salario. Hoy, las personas valoran los espacios de trabajo en donde se fomenta el bienestar y donde cumplir con una jornada laboral es algo gratificante, en lugar de una carga o una obligación.

En este artículo vamos a hablar sobre el concepto de clima organizacional, qué lo genera, cómo afecta las relaciones dentro de la empresa y cómo influye en el compromiso de los empleados. Al ser un concepto intangible, descubriremos si es posible medirse. También abordaremos las mejores prácticas para promover un clima laboral positivo.

 

ROW24_RotaciondePersonal

¿Qué es el clima organizacional?

El clima al interior de una empresa influye, tanto en sus procesos, como en la atracción y retención del talento ideal. El clima organizacional es la percepción colectiva de una empresa por quienes asisten día a día a trabajar en sus instalaciones, y se determina por una serie de factores internos y externos.

Las empresas con un clima organizacional positivo, tienden a tener colaboradores/as satisfechos y productivos. En cambio, en un clima negativo, es posible que las metas de productividad no se estén cumpliendo o exista una alta tasa de rotación de personal.

Diferencia entre clima organizacional y cultura organizacional

Antes de describir las características, tipos y estrategias de recursos humanos para mejorar el clima laboral, es importante entender sus diferencias con la cultura organizacional y cómo se relacionan.

La cultura organizacional es el conjunto de comportamientos y creencias que dan identidad a la empresa, e influye en sus acciones y decisiones. Por su parte, el clima organizacional refleja cómo perciben los empleados a la organización y cómo se sienten al trabajar en ella.

La principal diferencia es que el clima organizacional, aunque suele perdurar en el tiempo, también puede cambiar de un momento a otro como consecuencia de alguna situación. Por su parte, la cultura organizacional está más arraigada y es difícil de modificar, ya que se conforma por los tres pilares de la empresa: la misión, la visión y los valores.

En pocas palabras: la cultura organizacional es la “personalidad” de la empresa y el clima es su “estado de ánimo”. 

 

Características del clima organizacional

El clima organizacional tiene ciertas características específicas. Cada uno de estos aspectos contribuye a crear un entorno laboral único que influye en la experiencia de los empleados.

  • Es una percepción general: el clima organizacional se conforma por la impresión generalizada de los empleados de una empresa.
  • Se puede conformar por microclimas: cada departamento o equipo de trabajo puede tener un clima particular. Aunque existan diferencias en el clima de los distintos departamentos, se combinan para crear un clima organizacional general.
  • Es un concepto abstracto: se trata de un concepto intangible. Es complicado explicarlo en unidades cuantitativas o medibles.
  • Es único e irrepetible: no hay un clima laboral exactamente igual a otro.
  • Es duradero: el clima se construye a lo largo del tiempo, aunque puede cambiar y evolucionar constantemente. 
  • Es multidimensional: se conforma de distintos elementos como el liderazgo, la comunicación y las relaciones interpersonales, entre otros, de los cuales hablaremos a continuación.

Factores que intervienen en el clima laboral

Muchas de las posturas de los empleados se ven influenciadas por el clima laboral, que depende de un conjunto de factores. Estos son los más relevantes:

Liderazgo

Las personas en roles de liderazgo son modelos a seguir. Su actitud y su ética de trabajo tienden a reflejarse en el desempeño y la cohesión de los equipos que guían. Al ser los principales canales de comunicación entre las personas a su cargo y la alta gerencia, se encargan de informar los cambios en la organización y son embajadores de la cultura laboral. Todo esto influye directamente en la forma en la que los empleados perciben a la empresa.

Motivación

La motivación laboral impulsa a los empleados a dar lo mejor de sí y contribuir en los objetivos de la empresa. Cuando se integran nuevos empleados, la motivación que perciben en los demás es un indicador de lo que pueden esperar de su lugar de trabajo. Generalmente, la motivación se da como el resultado de buenas oportunidades de crecimiento personal y profesional, así como del reconocimiento al esfuerzo. 


Te puede interesar leer: Encuesta de satisfacción laboral: 13 preguntas que puedes hacer a tus colaboradores/as


Empoderamiento

Otro factor que influye en el ambiente general de un lugar de trabajo es el nivel de autonomía que se da a los empleados para hacer su trabajo o tomar decisiones. Un clima laboral positivo suele empoderar al personal para que participe en la toma de decisiones, muestre iniciativa y proponga ideas.

Competitividad

En entornos de trabajo donde los objetivos son claros y se promueve el reconocimiento equitativo, se genera una competitividad sana. En cambio, cuando los recursos son limitados y los objetivos están mal delineados, se pueden generar conflictos entre las personas y estrés laboral. Tanto la competencia sana como la negativa impactan el clima laboral.

Resolución de conflictos

La forma en la que la gerencia aborda y soluciona los problemas también se refleja en cómo se sienten los empleados por pertenecer a la empresa. Si se mantiene una comunicación abierta y se llega a acuerdos que beneficien a las partes involucradas, se generará un buen ambiente laboral. En cambio, una mala gestión de conflictos puede provocar sentimientos negativos que se reflejarán en el ambiente laboral.

Colaboración

El trabajo en equipo permite compartir diferentes ideas, experiencias y puntos de vista para encontrar soluciones creativas a cualquier reto. La colaboración entre personas, además de mejorar la gestión de proyectos, contribuye a un clima laboral más sano, inclusivo y motivador. También se fortalece el sentido de pertenencia a una comunidad.

Valores

Los valores son los principios éticos que definen la identidad de la empresa y constituyen su filosofía. Influyen en la toma de decisiones y en las relaciones al interior de la organización. Establecer y aplicar los valores a todo lo que hace la empresa ayuda a tener un mejor clima laboral.

Cultura organizacional

La manera en la que la misión, la visión y los valores de la empresa influyen en todo lo que la empresa hace es lo que se conoce como cultura organizacional. La cultura también permea en las costumbres, la ideología y el clima organizacional.

Ambiente organizacional positivo y negativo

Según un estudio reciente de OCC Mundial el mal ambiente laboral es la segunda causa de renuncia en México, solo por debajo de la falta de valores en la empresa. En cambio, la capacitación, un buen clima laboral y el salario son los principales motivos para permanecer. Hablemos un poco de lo que distingue a un clima organizacional positivo de uno negativo y qué factores intervienen en el desarrollo de cada uno:

Clima organizacional positivo

Con un clima positivo se genera confianza y compromiso, lo que se ve reflejado en la eficiencia y en la imagen que la empresa proyecta al exterior. Las condiciones que propician un ambiente positivo son el reconocimiento al desempeño, la capacitación, la asignación de tareas apropiadas según las capacidades de cada persona y la comunicación asertiva.

Clima organizacional negativo

Un ambiente tóxico puede gestarse lentamente con el tiempo, pero también puede surgir por un evento inesperado. Por ejemplo, la llegada de un nuevo líder que no valora la retroalimentación de su equipo ni se comunica de manera asertiva, lo cual genera incertidumbre y malentendidos. Otros elementos que influyen en el clima negativo son la falta de reconocimiento, las cargas de trabajo excesivas o desiguales, el estrés laboral y la falta de oportunidades para crecer como profesional.

Importancia del clima organizacional para las empresas

El ambiente tóxico y la falta de estímulos en el lugar de trabajo impiden que el personal se sienta identificado con la empresa. En México, únicamente el 23 % de las personas afirman sentirse comprometidas con su trabajo. Imagina un lugar de trabajo en el que el personal siente que está cumpliendo con sus obligaciones solo por checar su entrada, en lugar de esforzarse en cumplir metas y ser productivo. Uno de los problemas más graves de la falta de motivación es la renuncia silenciosa. Este fenómeno se caracteriza por empleados que, a pesar de permanecer en su trabajo, hacen lo mínimo necesario.

Un clima organizacional positivo, además de elevar la motivación y satisfacción de los empleados, también produce líderes más eficaces. Un buen liderazgo genera mejores resultados en la productividad, la satisfacción del cliente y la rentabilidad de la empresa. Por lo tanto, el clima positivo se refleja tanto en los resultados de los empleados como en los de la organización.

Tipos de clima organizacional

El clima predominante de un lugar de trabajo se vincula con su estructura, procesos y estilos de liderazgo. Para facilitar su análisis, el clima laboral se suele dividir en cuatro tipos, aunque muchas veces se da una mezcla de dos o más de estos climas al interior de una empresa.

tipos de clima organizacional

Clima orientado a las personas

En los lugares de trabajo con un clima orientado a las personas, el mayor compromiso de la empresa es el bienestar de los empleados. Se promueve el trabajo colaborativo y una buena calidad de vida laboral. En general, las personas se sienten satisfechas y motivadas.

Clima orientado a las reglas

Se trata de una cultura laboral enfocada en el seguimiento estricto de las normas. Al cumplir con los procesos y prestar atención a los detalles, se garantiza que se obtengan los resultados esperados. Por un lado, el clima es de seguridad y certeza, por otro, podría causar desmotivación por la falta de oportunidades de aportar ideas.

Clima orientado a la innovación

La cultura organizacional centrada en la innovación valora y promueve la generación de ideas. Tener la oportunidad de participar en procesos creativos puede ser muy gratificante y motivador. El otro lado de la moneda sería caer en la competitividad negativa o el estrés que conlleva tener que generar ideas innovadoras de manera constante.

Clima orientado a resultados

Las empresas con clima orientado a resultados se enfocan en el logro de metas específicas y la mejora continua. La claridad en los objetivos da certeza y genera mayores rendimientos; sin embargo, los empleados pueden sentirse poco valorados al creer que el único interés de la compañía es alcanzar los números esperados.

El rol de recursos humanos en el clima organizacional

El clima organizacional es un termómetro que muestra la postura de los empleados sobre las políticas y prácticas de la empresa. Desde el departamento de Recursos Humanos, esta información te puede servir para alinear la estrategia organizacional a las necesidades y deseos del personal. De acuerdo con el estudio de OCC que ya mencionamos, el factor principal que interviene en la satisfacción de los empleados es que los objetivos de la empresa estén en sintonía con sus propios objetivos de vida y tengan la oportunidad de trascender.

Clima organizacional: definición de estrategias para un ambiente positivo


Para influir en el clima organizacional, podrías diseñar un plan de acción tomando en cuenta los siguientes puntos:

Lidera con base en valores: Es conveniente que todas las acciones y decisiones de las personas con un rol de liderazgo se basen en los valores fundamentales de la organización.

Predica con el ejemplo: estas acciones basadas en valores deben ir más allá de las paredes de la organización. El liderazgo debe ser congruente con los valores que predica incluso en su vida personal.

Establece expectativas claras: definir y comunicar lo que se espera de cada persona para generar certeza y confianza.

Fomenta la socialización: implementar programas de convivencia que además de estrechar lazos ayuden al personal a asimilar los valores y normas de la empresa.

Establece políticas y prácticas coherentes: las políticas y prácticas de la empresa deben estar diseñadas de manera que refuercen los valores de la organización y promuevan un clima positivo.

Promueve el bienestar: crea un ambiente de trabajo que apoye la salud física y mental de los empleados. Ofrece recursos como programas de salud, flexibilidad laboral y espacios de descanso.

Brinda retroalimentación: la retroalimentación constructiva es vital para promover la mejora continua, fomentar un ambiente de respeto y optimizar la colaboración.

Abre el diálogo: la comunicación abierta y honesta debe ser en dos sentidos, también el personal debe tener libertad de expresar sus ideas, preocupaciones y sugerencias sin temor a represalias.

Reconoce y recompensa: premiar de alguna manera a los empleados que actúan conforme a los valores de la organización para fomentar que se continúe con estos comportamientos.

Aprecia las diferencias de los empleados: reconocer y valorar las capacidades y necesidades de cada persona. Adaptar el enfoque de liderazgo y el entorno de trabajo a estas diferencias para maximizar la satisfacción y productividad.

CTA Wellhub Empleados Felices

¿Se puede medir el clima organizacional?

Al ser un concepto cualitativo, medir el clima en la empresa puede ser complicado, pero no es imposible. Existen herramientas de las que puedes apoyarte para hacer un estudio del clima organizacional, como las encuestas de satisfacción internas. Otras maneras de medir el clima organizacional son las entrevistas con líderes de la organización, focus groups y revisiones de prácticas y procsesos de las áreas que tienen impacto en el capital humano.

como medir el clima organizacional

Encuesta de clima organizacional

El objetivo de la encuesta de clima laboral es conocer las percepciones y perspectivas de los empleados en la empresa, con el fin de implementar mejoras. ¿Cómo saber cuándo debes aplicar una encuesta de clima laboral? Es recomendable hacerlo periódicamente, principalmente cuando baja la productividad o se da algún cambio significativo en la empresa, como reestructuraciones, la introducción de productos y servicios, expansiones, fusiones, etc. La encuesta te ayudará a conocer el verdadero impacto de estos cambios, además de dar a los empleados un espacio para expresarse libremente.

Las encuestas de clima organizacional te brindan una comprensión más profunda de las dinámicas al interior de la empresa y establecen puntos de referencia para futuros análisis.

En conclusión, la importancia del clima organizacional no puede ser subestimada, sobre todo cuando entendemos que es clave para la retención y captación de personal calificado, así como el rendimiento general de la empresa. Las organizaciones que se preocupan por entender y mejorar el ambiente laboral logran un ciclo virtuoso de mejora continua y éxito organizacional.

Programas de bienestar y la calidad de vida laboral

Para fomentar un ambiente laboral positivo, donde el personal se sienta motivado y satisfecho, sería conveniente que hicieras análisis detallado de los aspectos que contribuyen a un buen clima organizacional. Identifica los puntos fuertes y las áreas de mejora para implementar cambios que realmente marquen la diferencia en cómo se sienten tus empleados de formar parte de su empresa y sus procesos.

Un programa de bienestar bien pensado podría transformar significativamente el clima al interior de tu empresa. Al enfocarte en la salud y felicidad del personal, estarías promoviendo un ambiente de trabajo positivo y más productivo. Contacta a nuestros especialistas para juntos diseñar un plan de beneficios que mejore la calidad de vida laboral y el clima organizacional.

CTA_WellbeingProductividad


Comparte


Wellhub Editorial Team

El equipo editorial de Wellhub ayuda a los líderes de RR. HH. a fomentar el bienestar de sus colaboradores/as. Nuestros trabajos de investigación, análisis de tendencias y guías con consejos prácticos proporcionan las herramientas que aquellos necesitan para mejorar el bienestar de sus equipos, especialmente en una época como la actual, con horizontes profesionales tan cambiantes.